Cómo tener una relación sana de pareja – 5 consejos prácticos

Cómo tener una relación sana de pareja

Ya hemos conocido a la persona de nuestros sueños y hemos comenzado una relación de pareja… ¿y ahora qué? En este artículo vamos a investigar cómo tener una relación sana de pareja, tanto si se trata de una nueva relación, como si ya llevamos un tiempo junto a esa persona que nos quita el sueño…

Por supuesto, no existe una “receta mágica” para conseguir que una relación funcione y dure muchos años, porque cada persona es un mundo y la convivencia junto al ser amado es la que mejor marcará si, a la hora de la verdad, somos compatibles o no. Pero, cuando las dudas nos asaltan, quizá unos sencillos consejos como los siguientes puedan ayudarnos a tomar una perspectiva diferente y solucionar esas pequeñas diferencias que son inevitables entre dos personas. ¡Comencemos!

Cómo tener una relación sana de pareja sin morir en el intento con estos sencillos tips

  • Sé feliz a su lado… pero también por tu cuenta. Cada persona es, por si misma, una naranja completa. No limites tu felicidad y la suya exclusivamente a estar juntos y hacer todo el uno al lado del otro, porque es lógico que tengáis diferentes intereses y que, en un momento dado, a los dos os apetezca también hacer cosas por separado. En realidad, si eres feliz de forma individual, si estás a gusto contigo mismo/a, te resultará mucho más sencillo hacerle feliz a él/ella. Este es uno de los mejores consejos acerca de cómo tener una relación sana de pareja.
  • Reconoce tus errores y sé sincero/a. No pasa nada, todos nos equivocamos y todos tenemos momentos de “debilidad”. Quizá sea una tontería para ti, o haya sucedido algo en lo que ni siquiera habías pensado, pero que es importante para la otra persona. Sea cual sea el caso, la sinceridad es la mejor compañera siempre en una relación de pareja y hablando seguro que encontráis una solución.
  • Demuéstrale tus sentimientos. No todo el mundo se siente cómodo expresando lo que siente, o hablando de sus sentimientos, pero es bueno que hagas el esfuerzo por comunicarte con tu pareja y por demostrarle lo que sientes. No des por hecho ese tipo de cosas, ¡demuéstralas!
  • Dale espacio y deja que también tenga su propia vida. Al hilo del primer consejo, este sería el complemento perfecto. Deja que tu pareja siga con su vida, aunque haya decidido compartir una parte importante de ella contigo. No le agobies, ni trates de controlar todo lo que hace, porque esa es la mejor manera de conseguir que termine cansándose de estar a tu lado.
  • Aprende a escuchar de forma activa. No pretendas ser el centro del universo. ¿Llegas cansado/a a casa después de un duro día de trabajo? Seguramente tu pareja también. ¿Tienes problemas en el trabajo o en tus relaciones personales? Seguro que él/ella también. Muestra interés por su trabajo y ayúdale a mejorar y sentirse realizado/a con sus proyectos. Escúchale y pídele que haga lo mismo. ¡El camino será más fácil juntos!

¿Tienes algún otro consejos que se nos ha olvidado en este artículo? Adelante, cuéntanos, estaremos encantados de leerte. Y recuerda, ante todo, una pareja es una relación de confianza que nace de la comunicación y el respeto. ¡Buena suerte!

Llamar